HÉCTOR SERRANO. “Hago las cosas que me gustan de la mejor forma posible, con mucha constancia y sin perder la curiosidad”

Héctor Serrano (Valencia, 1974)

¿De qué color te gustaría morir? Me da bastante igual, no sé, supongo que de ninguno en especial, simplemente como vaya vestido un día normal. Te levantas una mañana y TODA tu obra ha desaparecido. No hay ningún rastro, ni siquiera en internet. ¡Se ha esfumado! ¿Qué haces? Pues extrañarme, intentar averiguar qué ha pasado para no volverme loco, y empezar a trabajar de nuevo. ¿Crees haber estado alguna vez en el lugar y momento adecuados? ¿Cuál ha sido el resultado de esa afortunada conjunción? Sí, en Londres en el 2000. Gané el Peugeot Design y la promoción y el dinero suficientes para dar a conocer lo que hacía y empezar a ganarme la vida con lo que me gusta. ¿En qué te pareces a tu obra? En la sencillez.

Héctor Serrano en su estudio. Fotografías: © Alejandro Benavent
Héctor Serrano en su estudio. Fotografías: © Alejandro Benavent

¿Qué forma tiene tu intuición? ¿Un impulso, una voz, una duda, un golpe en el estómago?  No tiene forma, no sé muy bien cómo sucede pero simplemente sucede. ¿Hay en tu obra huellas que delaten que la intuición ha hecho acto de presencia? No sé si es intuición o simplemente hago las cosas que me gustan de la mejor forma posible, con mucha constancia ysin perder la curiosidad.

¿Con qué frecuencia te gusta mentir? Con ninguna. ¿De cuál folklor valenciano eres fan incondicional? De una buena paella los domingos, acompañado de amigos y familia. ¿Tienes alguna relación especial con parajes naturales de Valencia? Con la playa y el mar. Desde muy pequeño he disfrutado del mar, siempre me ha atraído.

Recomiéndame algún paraje o emplazamiento público en Valencia para el regocijo y la diversión. Soy aficionado de correr en el río seco. Es un lujo tener tan cerca de casa un espacio donde correr sin coches ni ruido, con la posibilidad de hacer distancias largas. Es increíble ver la energía que hay allí: gente corriendo, jugando al fútbol, de picnic, paseando, bailando o incluso practicando para ser barman. ¿Se acerca a la verdad la explicación que de tu trabajo suele dar tu madre a sus amigas? Jajajaja. Pues sí, aunque evidentemente mi madre lo exagera mil veces, que para eso es mi madre. ¡Tachán!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *