ISAAC PIÑEIRO “Me considero una persona reservada”

Defínete. Me considero una persona reservada. Los que me rodean opinan que lo soy, y bastante. ¿En qué medida tu profesión favorece o entorpece tus relaciones personales? El trabajo me ocupa mucho tiempo, de modo que tengo que organizarme para disfrutar de los momentos libres con amigos. El pasar tanto tiempo en el estudio también ha hecho posible un ambiente que traspasa las relaciones puramente profesionales. De vez en cuando viajo a Galicia o Barcelona a ver a mi familia, que me apoya incondicionalmente.

Isaac Piñeiro. Foto: Alejandro Benavent

¿Hay diseñadores en tu círculo íntimo de amigos? Sí, algunos compañeros de trabajo. ¿Reflejan tus diseños las cosas que te hacían feliz en la infancia? Los proyectos no. Más bien, el poder materializar algo que tengo en la cabeza. Me viene de familia: de niño siempre sentía curiosidad por cómo se hacían las cosas, desde una receta al ver a mi padre cocinar en su restaurante, hasta un traje al ver a mi madre cosiendo.

¿Cuánto tiempo ha de pasar para que puedas valorar un proyecto terminado? Hablar de un periodo concreto es difícil. Sucede que en el momento en que lo doy por terminado hago una valoración analítica de todo el desarrollo con respecto al resultado y la idea de la que partí. Recibir royalties es también otro tipo de valoración.

¿Cuál es tu relación con el error? Forma parte de  nuestro entorno y de la profesión, me hace reflexionar.

Mójate: ¿qué errores has cometido en tu carrera? Un montón, los he aprovechado para corregirme. A veces tengo la sensación de haber empezado tarde con el diseño, después de haber terminado fotografía y electrónica. Pero no los considero años perdidos. Me gusta aprovechar lo que he aprendido y aplicarlo a lo que hago ahora.

¿A qué estímulos recurres tras un parón creativo? Pasear, a pie o en bicicleta. Cocinar me relaja, y si lo comparto con alguien, doble satisfacción. Cine, música, exposiciones… lo que sea para no agobiarme y oxigenarme un poco.

¿Cuáles son los condicionantes externos (que nada tienen que ver con el diseño) que este 2009 han afectado tu trabajo? En el estudio todavía no nos han llegado los grandes clientes ni los grandes ingresos. La crisis general no nos ha afectado en gran medida. Desde que he vuelto de Milán, el trabajo a distancia me ha permitido adaptarme y llevar otra dinámica al desarrollar y ejecutar proyectos.

¿En qué momentos has sentido la importancia/el valor de tu trabajo? Cuando un empresario o una persona ajena a la profesión entiende (de forma casi natural, sin explicaciones) lo que quiero transmitir con un proyecto. Además, este año ha sido una gran satisfacción recibir un mensaje de Silvana Annichiarico (directora de la Triennale Design Museum de Milán) comunicándonos que un diseño nuestro formaría parte de la nueva exposición de 2009. Y ahí está en la permanente “Serie, Fuori, Serie”.

¿Qué necesitas para estar bien hoy? Muy poco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *