JAZZ FUNCIONAL. Tres spots cinematográficos, realizados en estado de gracia, son el anuncio de la modernidad en España

En 1958 un spot publicitario de los Estudios Moro ganó en el Festival de cine publicitario de San Sebastián el segundo premio de televisión, un galardón que obtuvieron apenas 3 años después de haber creado su empresa asociada con Movierecord.

 


El anuncio premiado, realizado con la técnica de stop motion, es una animación a ritmo de be-bop de las famosas sillas de Bertoia de la firma norteamericana Knoll International… Lo curioso de “Jazz funcional” es la forma enloquecida en la que se mueven las sinuosas sillas y las letras de Knoll, al ritmo sincopado de la música de jazz que interpreta Salvador Arevalillo. Pero aún más curioso resulta saber que, tras el pase en San Sebastián y la obtención del premio, la censura decidió prohibir su difusión en las salas de cine españolas, aduciendo que las sillas de Bertoia se movían de forma demasiado sensual.

Jazz funcional (1958)
Jazz funcional (1958)
Jazz funcional (1958)
Jazz funcional (1958)

La visión del anuncio resulta de una modernidad homologable a la que por entonces marcaba la moda de la publicidad internacional.  El anuncio está firmado por Paul Casalini y Marcel Breuil, dos animadores franceses que fueron contratados a mediados años cincuenta, recién montados los Estudios Moro, lo que da idea de la rapidez con la que la publicidad animada española consiguió colocarse al mismo nivel de sus competidores extranjeros. En diez años cosecharon un centenar de premios en los más prestigiosos festivales internacionales publicitarios.

En 1959 obtuvieron la Palma de Oro en el Festival de Cannes con “Sol de Andalucía”, un spot que muestra a unas botellas de vino bailando un zapateado con los catavinos. Realizado también con la técnica de animación de objetos, este spot fue dirigido por Francisco Macián, otro de los grandes animadores españoles. Para conseguir el efecto de que las botellas (ataviadas con sombrero y chaleco diseñado por Pérez Solero) y los catavinos surgieran de la nada, se cortaron en secciones y fueron superponiéndose hasta crear la ilusión de que aparecían y bailaban juntos.

Sol de Andalucía (1959)
Sol de Andalucía (1959)
Sol de Andalucía (1959)

En 1960 los Estudios Moro ganaron la copa de Venecia con “Burlesque”, uno de sus más famosos anuncios, realizado por José Luis Moro con la técnica de dibujos animados. Entre la excitación del gallinero, una gallina blanca se va desnudando al ritmo de una música de striptis hasta quedar desplumada, momento fatal en el que una mano la agarra por el pescuezo y la mete en una olla, de donde sale convertida en cubitos de caldo concentrado Gallina Blanca.

Estos tres spots cinematográficos, realizados en estado de gracia, son el anuncio de la modernidad en España y el comienzo de una forma de comunicación nueva, tan usual en la actualidad que resulta sorprendente conocer las condiciones artísticas y sociales imperantes en aquella época. Tan sólo la cabecera que diseñaron para Movierecord (con su atronador jingle jazzístico puntuando el juego tipográfico de luces y reflejos como un ensueño futurista) figura como el primer exponente de la modernidad publicitaria de la naciente sociedad de masas española… Pero lo que produce más perplejidad es lo opacada que ha quedado la ingente publicidad animada realizada durante quince años por los Estudios Moro, debido quizá a la mucha y merecida popularidad de la que gozaron en su tiempo y a la presbicia intelectual de los estudiosos.

Burlesque (1960)
Burlesque (1960)
Burlesque (1960)
Burlesque (1960)
Burlesque (1960)
Burlesque (1960)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *