MELIC STUDIO “Seguiré siendo una espiral constante sin punto final”

MELIC STUDIO. Luz Martí Molins (Valencia, 1990) y Alejandra Centelles (Valencia, 1990). Desayuno favorito de Luz: Açai Bowl (bol de aça, fruta brasileña). Desayuno favorito de Alejandra: zumo de naranja, tostadas y buena compañía. www.melicstudio.com ¿Cómo se os conquista? (L)- Soy una persona muy sensible. Me cuesta coger confianza pero, una vez la cojo, soy un libro abierto y todo amor.  Mi corazón no se abre a todo el mundo… pero me gusta demostrar mi amor hacia aquellas personas que se lo merecen. (A)- Con una conversación interesante, algo para comer, ¡y mucho sentido del humor! ¿En qué situaciones os sentís vulnerables? L: En una plaza de toros, por ejemplo. Me entran escalofríos. De pequeña me llevaron una vez a ver los toros y me pasé llorando todo el espectáculo. No soporto ver sufrir a ningún ser vivo. A: Cuando no conozco a las personas que me rodean o la situación en la que me veo involucrada.

Luz Martí Molins (Valencia, 1990) y Alejandra Centelles. Foto: Alejandro Benavent

Si tuvierais que diseñar la parte emocional de vuestros clones, ¿por dónde empezaríais? ¿Qué actualizaríais? L: Me diseñaría en forma de espiral, un símbolo que me ha acompañado desde muy pequeña. De niña ya dibujaba espirales, luego todo lo que al principio diseñaba lo contenía, y hasta bauticé como “Spiral” a la primera silla que diseñé. Mi parte emocional siempre ha sido también un poco como espiral, con turbulencias, jaja. A los 24 años cambié ese espiral por un círculo cerrado porque la calma y la tranquilidad han llegado a mi ser. Aunque mi vida seguirá siendo una espiral constante sin punto final. A: Empezaría por dibujar la parte más tranquila y sensible de mí, y acabaría diseñando el carácter que a veces me sale; claramente ésta sería la parte que actualizaría de mí. ¿Qué es lo que más os incomoda de vuestro trabajo? L: Odio la presión hasta el punto que puedo llegar a frustrarme y tirar la toalla. Necesito hacer las cosas con tiempo, calma, paz y tranquilidad. Soy muy perfeccionista, y con presión no trabajo bien. También me molesta que me observen mientras trabajo. Me concentro mucho más estando sola. A: Como en muchas otras profesiones, me gustaría tener más tiempo para mí, ya que nunca soy capaz de desconectar al 100% .Otro incordio (por así decirlo) es que los encargos o trabajos son siempre para ayer. Por lo general trabajo bajo mucha presión. ¿Y lo que os enorgullece más? L: Acabar el día sabiendo que he hecho a tiempo todo lo que me había propuesto. Es una satisfacción, como ganar una carrera en mi deporte favorito. A: Nunca dejará de sorprenderme el ver cómo una idea inicial, después de pasar por un largo proceso de diseño, acaba materializada en algo real. ¿Cuándo fue la última vez que recurristeis a un mapa? L: Casi a diario uso un mapa para moverme por las calles de Barcelona. Como me he instalado aquí hace poco tiempo, suelo recurrir al famoso Google Maps que llevo instalado en mi iPhone. Incluso voy caminando con la aplicación encendida, por si me pierdo, jaja. A: El pasado verano en Costa Rica, increíble lugar para desconectar y alucinar con su naturaleza.

Luz Martí Molins (Valencia, 1990) y Alejandra Centelles. Foto: Alejandro Benavent

¿Hay algo de Valencia que antes odiabais y que, con el paso de los años, ahora valoráis y presumís? L: Antes odiaba la playa de la Patacona porque no estaba bien cuidada, era un lugar deshabitado e iba por obligación con mi familia porque teníamos una casita frente al mar. Pero ahora que han abierto bares, restaurantes y chiringuitos, y que han mejorado la zona del paseo junto al mar, ¡es el primer sitio al que voy! Cojo la bici y me planto allí sin pensármelo. Me encanta el aire que se respira. A: Creo que hay cosas que sólo fui capaz de valorar hasta que viví en otra ciudad. Me pasó cuando viví en Londres: llegué a echar de menos los petardos que antes tanto me molestaban, y el calor insoportable y pegajoso de Valencia en agosto. Compartid una tradición familiar propia que tal vez pueda resultar muy atípica en otras familias. L: En mi familia somos 3 y no vemos televisión. De pequeña mis padres no me dejaban verla, y más tarde no la he necesitado. Mi madre la llama la “caja tonta”, y con el tiempo le he dado la razón. Lo que sí veo son series en mi portátil. A: Como en todas las familias, en la mía también tenemos nuestras rarezas… pero nada que se salga de lo normal. ¿Qué lleváis en el bolsillo izquierdo del pantalón? Si no lleváis pantalón, describid vuestro atuendo. L: Llevo pantalones granates de goma anchos, por encima de los tobillos, sin bolsillos; zapatos negros masculinos con cordones; jersey beige claro de cuello redondo y de manga larga; chaqueta de lana con estampado en colores beige, negro y granate; bufanda en tonos granates; sombrero negro de lana con ala; y un bolso de cuero. A: Las llaves del candado de la bici. ¡Voy a todos lados en ella! Compartid con los lectores un mensajito de amor antes de que guarden o se deshagan de esta revista. L: Muchísimas gracias por contar conmigo. Estoy encantada de formar parte del gran equipo de diseñadores que tiene Valencia. ¡Mucha paz y amor para todos! A: ¡Muchas gracias por el interés!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *