MIKOLAJ KOWNACKI, “Me quito el sombrero frente a John Zorn, Sun-ra, Piotr Marek, The Residents, Masamune Shirow, Die Antwoord y Frank Zappa”.

Mikolaj Kownacki (Cracovia – Polonia, 1984).

¿Qué fue primero: huevo o gallina? Un bicho raro que salió del mar y al que le crecieron las plumas, el pico y empezaron a salir huevos después de las gozadas. ¿Qué torpeza tuya te gustaría borrar? La dificultad en el cómo decir sí o no cuando toca. ¿Quién aprecia esa torpeza? Gente que quiere manipularme para aprovecharse de mí. Descríbete físicamente. ¡¡  ( (((   Q    O      U      =

Mikolaj Kownacki en la bañera. Fotografías: © Alejandro Benavent
Mikolaj Kownacki con una de sus obras. Fotografías: © Alejandro Benavent

Describe tu rutina preferida. Un conjunto de cosas que hago todos los días y se complementan: fornicar, dibujar, tocar instrumentos, fumar cigarros y estar cerca de gente que enriquece mi mente. ¿Qué cosas, si pudieras, prohibirías en el ejercicio del diseño? No prohibiría nada porque allí empieza la censura que tanto gusta a la dictadura. Pero aborrezco, por ejemplo, la tipografía de rótulos en locales y la homogeneidad de logos en la calle. Suelen estar compuestos por los mismos programas y cánones, contaminando nuestro gusto. Me gustaría ver las calles con anuncios pintados a mano, como se hacían antes de la era digital, sobre todo aquí, donde hay un buen clima para conservar murales.

¿Hay alguna injusticia frecuente que, como diseñador, te toque las narices? La mayor injusticia es para la gente que sabe hacer arte pero por estar fuera del mundillo se encuentra en una situación que no le permite desarrollarse. Es muy injusto cuando eres abierto y dependes de gente cerrada. Además de estar obligado a hacer continuamente cosas gratuitas, esperando encontrar un sitio entre plazas asentadas desde siempre y preparadas para jóvenes protegidos por los situados. ¿De qué colegas diseñadores te sientes -estéticamente- próximo? Me siento influido por gente con la que he trabajado y realizado cosas que me satisfacen más por el resultado que por el proceso. Por orden alfabético: Bartek Rewilak, Laura Simó, Santiago López, Piotr Kownacki y Tomek Petr. ¿Hay algún software sin el que ya no podrías vivir? Todos los que uso son para reproducir y hacer música, aunque a veces me peleo con ellos. ¿Hay algún grupo, en época pasada o reciente, al que hayas pertenecido y abandonado? ¿Por qué? Mis trabajos e influencias cambian, y creo que si no alterno ideas el resultado será estéril. Por eso nunca perseguí ningún grupo con absoluta fe ni tuve ocasión de abandonarlo.

Mikolaj Kownacki en su estudio. Fotografías: © Alejandro Benavent

Defínete. No puedo responder objetivamente porque mi yin parece más grande que mi yang, O al revés. Lo único seguro es que soy un conjunto de cosas opuestas. Siguiendo el pensamiento de una canción de Moondog podría responder así: Soy joven-soy viejo, soy malo-soy bueno, soy guapo-soy feo, soy optimista-soy pesimista. Pide a tu padre que te defina. Miko³aj: Artysta pasjonat. Inteligentny obserwator, z talentem kreuje komiksowe historie, surrealistyczne roboty-cyborgi z milionem detali, trenuj¹c technikê do perfekcji. Aktywny i komunikatywny, interesuj¹cy interlokutor, humor niekiedy ironiczny i sarkastyczny ale taktowny. Konsekwentny nonkonformista. Optymista. Generalnie zdyscyplinowany i zorganizowany ale nie ekstremalnie. Muzyczny erudyta, amator literatury. Kolega! ¿Frente a quién te quitas el sombrero? “¿Qué es bueno? Todo lo que eleva nuestro sentimiento de poder, la voluntad de poder, el poder mismo en el hombre” (Nietzsche). Respeto a la gente que tiene o tuvo fuerza para profundizar en muchas materias y ser lo mas independiente posible. Me quito el sombrero frente a John Zorn, Sun-Ra, Piotr Marek, The Residents, Masamune Shirow, Die Antwoord y Frank Zappa.

¿Qué cosas han cambiado (para bien) estos últimos 6 años en Valencia? Precios de tercios en los bares chinos, la cantidad de brandy que te ponen, la relación calidad precio de los kebabs y que el metro llega hasta el aeropuerto. ¿Cuál es la promesa más reciente que has roto? Decir la verdad, lavarme los dientes por la noche, llegar a tiempo al cole, no decir palabrotas, limpiarme las manos antes de comer e ir más a menudo a confesarme. ¿Cuál es el peor enemigo del diseño actual? La dictadura de belleza del maldito Adobe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *