SUCEDE / EQUILIBRIO ENTRE DISEÑO E HISTORIA

“El diseño a través de la historia es la forma más honesta de diseño”, Francesc Rifé.

Sobre las bases de un antiguo restaurante diseñado por el estudio en el barrio del Carmen de Valencia, se asienta el reto de imaginar una nueva narrativa espacial para explicar la cocina del chef Miguel Ángel Mayor. La nueva intervención se hace eco de la memoria del espacio con una distribución puesta al servicio de los elementos históricos, mientras que un color verde sobrio envuelve al visitante en una atmósfera lenta y profunda.

Con la nueva imagen y organización, los comensales se convierten en actores activos en un escenario que rastrea la historia de la ciudad. La zona de acceso y de transición da la bienvenida a los visitantes a través de una composición de mobiliario de líneas amables y ergonómicas. A continuación un comedor acoge el primer acto del menú, enfrentando las mesas a una barra de trabajo para el chef, que hace las veces de mueble de recepción. Con una cubierta acristalada sobre una secuencia de lamas de roble teñido negro se da paso a la entrada cenital de luz natural. La distribución en dos niveles de estos primeros ambientes la marcan los restos de la antigua muralla árabe de Valencia que en el siglo XII delimitaba el perímetro de la ciudad. Los cimientos de su cara exterior y una de sus torres de vigilancia ahora encuadran una de las salas, disponible también para pequeños eventos y reuniones.

Restaurante «Sucede» Fotos David Zarzoso
Restaurante «Sucede» Fotos David Zarzoso
Restaurante «Sucede» Fotos David Zarzoso

El acceso al comedor principal se hace por un distribuidor longitudinal que deja ver la bodega gracias al uso del cristal fumé gris traslúcido. Un arco gótico, precedido de una gran presencia de lámparas Half de Milan Iluminación, preside la sala provista de estratégicas aberturas verticales y claraboyas que dotan a este semisotano de luz natural durante todo el día. En busca de una buena calidad acústica y una sensación espacial amplia, se distribuyen perimetralmente las mesas dejando en el centro un punto de apoyo para que el chef actúe frente a los comensales en el segundo acto del proceso gastronómico. En el mismo sentido, se provoca la interacción de la sala con la cocina a través de una abertura de vidrio longitudinal, que permite intuir la vida en el “backstage”. Una iluminación puntual totalmente integrada proporciona luz a las mesas en función de las necesidades; mientras que sin dejar de lado el gran muro histórico que atraviesa el local se proyecta luz cenital indirecta sobre él.

A lo largo de todo el espacio se despliega una estratégica secuencia de cerámica histórica valenciana del siglo XVI, XVII y XVIII. Esta elección tradicional de elementos busca reintegrar lo arcaico al mismo tiempo que crea equilibrio con la tonalidad monocroma verde que viste el espacio tanto en paredes, techos, como mediante una moqueta que sirve como instrumento de calidez.

Restaurante «Sucede» Fotos David Zarzoso
Restaurante «Sucede» Fotos David Zarzoso
Restaurante «Sucede» Fotos David Zarzoso
Restaurante «Sucede» Fotos David Zarzoso
Restaurante «Sucede» Fotos David Zarzoso
Restaurante «Sucede» Fotos David Zarzoso
Restaurante «Sucede» Fotos David Zarzoso
Restaurante «Sucede» Fotos David Zarzoso
Silla CH24 Wishbone de Carl Hansen. Restaurante «Sucede» Fotos David Zarzoso
Restaurante «Sucede» Fotos David Zarzoso
Restaurante «Sucede» Fotos David Zarzoso
Restaurante «Sucede» Fotos David Zarzoso
Lámpara de suspensión Half de Milan Iluminación, Silla Be Wood de Dynamobel. Restaurante «Sucede» Fotos David Zarzoso
Restaurante «Sucede» Fotos David Zarzoso
Planta distribución
Dimensiones 412 m² Fotos David Zarzoso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *