TRABAJANDO EN EL FUTURO DE LA FERIA DE VALENCIA

La fortaleza actual de la Feria de Milán se haya en haber vendido eficiencia, pues el objetivo estratégico del certamen fue dejar de vender metros cuadrados en favor de crear una gran selección. Comparativamente Colonia está en caída libre, al haberse preocupado sólo de vender metros cuadrados, al igual que Valencia. No sin dificultades Milán ha superado a Colonia, donde eficiencia de infraestructuras y eficiencia de servicios eran los mejores de Europa. ¿Qué no ha tenido Colonia respecto de Milán? La creatividad, lo que les falló a los alemanes fueron 70 años de creatividad de diseño, que los italianos supieron poner en el centro, se preocupó de hacer de las manifestaciones colaterales la promoción de la cultura de la calidad del producto, la cultura de un diseño único en el mundo, de tal modo que atraer a los visitantes no fuera solo por los muebles. Porque la calidad de su producto también es “la cultura del entorno” en que se mueven los visitantes, que aparte de visitar una bonita feria con muchos expositores, grandes, e importantes, viven la cultura de una ciudad donde la feria se desarrolla.

Así, en los últimos seis años de 700 periodistas del todo el mundo se ha pasado a 4.000, no solo periodistas especialistas en decoración, sino también en economía, porque el sector del mueble en Milán crea tendencia de carácter económico, porque indica la orientación estilística del consumo. Acude la prensa de la moda porque la sinergia vestuario-decoración es portentosa. Han entendido que la importancia de la feria no es sólo solamente un business económico: es un gran intercambio cultural, considerando el patrimonio artístico de Italia. Desde hace diez años se coordinaron con los diseñadores, pues fueron conscientes que tenían las mismas dificultades que tienen las empresas con el diseño, son creadores, difíciles de gestionar.

© IMM Cologne 2009
© IMM Cologne 2009

Por lo tanto, las ferias son un momento mágico dónde se muestra el fruto de meses o años de trabajo. Episodios extraordinarios, porque en ellas se entiende a donde se está yendo, se obtienen confirmaciones, se tienen impresiones, se aprecian señales, (que para sectores como el del mueble son orientativas). Como ferias especializadas e internacionales son instrumentales y estratégicas a la política sectorial, por el desarrollo de las exportaciones e internacionalización de las empresas. Paralelamente, para las asociaciones empresariales constituyen un recurso real para sus organizadores en cuánto, una vez compartidas las iniciativas feriales, estas aportan conocimientos de los mercados y las problemáticas sectoriales. Nuestro modelo, homólogo al italiano de hacer feria, ha contribuido de modo no claro y determinante en la internacionalización de las empresas y a la promoción del Made en Spain. Pero al hablar de la Feria del Mueble de Valencia, no lo deberíamos de seguir haciendo sin aludir al “Sistema Ferial Español”.

Hoy el “Sistema Ferial Español” tiene que afrontar nuevos desafíos, focalizarse alrededor de dos cuestiones principales: la competencia interior versus el desplazamiento de los mercados; y la internacionalización del usufructo ferial versus organizadores. Pero ¿cuál es el mensaje que queremos promover? ¿Cuál es el escenario a mediano y largo plazo que queremos lograr? ¿Qué ferias hacer? ¿Deberían ser ferias? Las ferias son episodios que continúan luego y se repiten el año siguiente. El intervalo puede ser internet. El juego de relaciones y enlaces entre una feria y la otra, o también las capacidades de coordinación entre ferias de sectores diferentes, pueden ser cuidadosamente hechos en internet. Sólo que sobre internet todavía somos poco capaces de razonar mientras nuevas generaciones de expositores, de empresarios, de consumidores, si hablamos de ferias orientadas al mercado, buscan no tanto el individual acontecimiento cuánto, nota, la red y el sistema de conexiones.

Por lo comentado la reflexión sobre la FMI es un razonamiento sobre la competitividad del “Sistema País”, para afrontar la difícil coyuntura actual estructural y económica. Al respecto no debe esperarse grandes ayudas de los poderes públicos, más bien reflexionar las empresas sobre sus capacidades, instrumentos y oportunidades de intervención sobre el mercado económico. El razonamiento sobre la FMI se coloca exactamente dentro de este proceso, porque necesita relaciones positivas con los actores institucionales, para afrontar cuestiones como:

La gran fragmentación // ¿Cómo racionalizar una integración regional? ¿Cómo ajustarla con la competitividad internacional? Asistimos a la inversión de numerosos recursos, capacidades, energías… derrochados por la proliferación de pequeños polos expositivos, sin ningún nexo con los contextos internacionales de competición.

La internacionalización del sector // El Sistema País no sale de sus apuros al no entender el mercado interior como mercado europeo, pues no logra crecer al no afrontamos los desafíos internacionales. Cualquier razonamiento de plegarse en casa es absolutamente perdedor; en perspectiva, no logrará hacer progresar al “Sistema País”.

La internacionalización de la feria // Las ferias se multiplican porque el mundo se abre. La FIM no puede quedarse en la lucha por el “Sistema País”. Si la feria tiene que permanecer en una ciudad antes que en otra, hay que trabajarlo dentro de un movimiento mundial.

La situación del sector manufacturero // Toda la producción manufacturera tradicional española sufre, tiene miedo, tiene preocupaciones y duda sobre la contribución que hasta hoy ha tenido la FIM en su desarrollo a nivel internacional y de si el futuro de la feria será un sostén importante como lo fue en el pasado.

© IMM Cologne 2009
© IMM Cologne 2009

La feria un instrumento para las pymes // Las pymes españolas están presentes en feria a remolque. Las pymes, constituyendo la osamenta de la industria española, en este momento afrontan un período particularmente grave. La feria es el único medio para introducirse en el escaparate del mercado.

El cambio de la aportación ferial // La FMI se ha orientado más a los expositores que a los visitantes, por lo que conoce bien a los expositores, a menudo ligados a las asociaciones sectoriales, pero no conoce a los visitantes. El visitante/comprador que acude a la FMI no es el de hace 10 años, se desplazado más en términos cualitativos.

La actitud propositiva/prospectiva // A diferencia de lo acontecido en las ferias de sector de la moda que hacen numerosos estudios sobre tendencias, escenarios, análisis de mercados, análisis del comportamiento de los visitadores, comportamiento de la distribución, búsqueda de nuevos canales… La del sector del mueble no investiga y estudia el comportamiento de la distribución y los compradores para implementar su orientación al mercado.

La ciudad-acontecimiento. ¿Problema u oportunidad? Los expositores recelan de los eventos/expositores externos porque no pagan ni participan en la feria, aprovechándose de los visitantes.

 

© IMM Cologne 2009

El nuevo potencial del web // Se dice que las ferias no sufrirán internet, porque proporcionan: experiencias, tocar con la mano, relaciones fundamentales… Sin embargo los “buyers” de las nuevas generaciones, asumen diferentes comportamientos de adquisición y búsqueda de información. Hace falta meditar alrededor de este hecho porque si hasta ahora no ha habido consecuencias para las ferias, podrían manifestarse en el futuro.

Abrirse a los mercados de bajo coste // ¿Es bueno o malo abrir la feria a los chinos? ¿Es bueno tenerlos bajo control, antes que dejarlos a eventos competidores? Es inútil cerrar las manifestaciones. Hay que ser cautos, pero conviene aclarar si queremos ferias para los visitantes, en cuyo caso hay que presentar lo que quieren. Muchos empresarios son industriales que fabrican los productos que quieren sus ejecutivos y los que quiere el mercado, por lo tanto las ferias deben mostrar lo que quiere el mercado, el mercado de las feria son los visitantes.

El problema de la dimensión // La dimensión es un problema, no se puede trabajar sin recursos humanos especializados, sin especialistas en marketing, sin una red de ventas; supone menores capacidades competitivas.

Defender nuestra capacidad manufacturera // Existe un escenario político donde se nos perfila como país de turismo, sustentado en la pérdida de la batalla industrial. El sistema ferial solo puede crecer si existe y se desarrolla la manufactura de calidad dentro del “Sistema País”. El problema está en estimar la manufactura y deducir cuánta se radica en España y cuánta se deslocaliza, decidir mantener la I+D+d+i.

Construir un salón del sistema casa // Desde las cocinas, hasta los despachos, desde las iluminaciones hasta el entramado del baño, desde los muebles a los textiles…

© Salón Mueble Milán 2009
© Salón Mueble Milán 2009
© Salón Mueble Milán 2009
© Salón Mueble Milán 2009
© Salón Mueble Milán 2009

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *