VINCENT MOUSTACHE “Mi ultraoptimismo me hace ver todo los contratiempos como ventajas”

VINCENT MOUSTACHE. (Castellón 1987). Eres un experto en: Living For Breakfast. Describe tu aspecto físicamente: Bromeo siempre con la idea que soy un dibujo, porqué raramente publico mi imagen personal. Así que, siguiendo esta lógica, sería una ilustración de un chico con bigote, gafas redondas y peinado en ondas. Siempre tengo la duda de si dibujo personajes semejantes a mi o yo me parezco cada vez más a ellos con el tiempo… Describe el momento más feliz que hayas vivido esta semana. La semana pasada estuve de viaje, una mezcla de viaje de trabajo y turismo con amigos. Aunque me lo pasé bien y todo fue genial, el mejor momento ha sido cuando he vuelto a casa y mi chico me ha preguntado : “Pero cuéntame, ¿Qué tal el viaje?” y yo le he contestado “Estoy tan cansado… ya te contaré… ahora dame un beso y ven conmigo al sofá” 

Vincent Moustache Dibujando. Foto: Alejandro Benavent

¿Hasta qué punto tu personalidad determina tu obra? Creo que tu obra es tu personalidad, cómo haces las cosas, lo que te gusta. Me encanta el cine, el diseño, el arte, la literatura y no sé vivir sin música. Como ilustrador, traduzco todos esos referentes a una estética personal.

¿Cuál es el punto débil que consigue abstraerte de tu concentración? Prácticamente todo, vivo desconcertado. Mientras trabajo suelo levantar la vista y mirar el vacío y, si tengo suerte, unas vistas interesantes. Cuanto más cómodo trabajo es en espacios públicos, como en un café.

¿Cuantas horas seguidas puedes sacar provecho de tu trabajo? Que yo las disfrute 4. Me gustan las 4 horas primera por la mañana, fresco con mi desayuno en la barriga y mi café que alargo toda la mañana. Luego me dedico a cocinar, hacer deporte, ir al cine, museos… Cuando tengo proyectos grandes y deadlines, aquí ya no hay horarios. Si el deadline es muy corto, dibujo mientras pienso: “esto lo saco, esto lo saco, esto lo saco…” y debo ser mago, porque suele funcionar.

Vincent Moustache Dibujando. Foto: Alejandro Benavent

¿Qué es lo más molesto que puede ocurrir durante el proceso de creación de alguna obra o trabajo? Por suerte mi ultraoptimismo me hace ver todo los contratiempos como ventajas. Debo decir que en un trabajo que la materia prima es un papel y un lápiz, los contratiempos en ningún caso pueden ser catastróficamente graves, todo es relativo. Aún así, me adapto mucho y a la vez soy muy realista conmigo mismo y con los clientes, esto te evita futuras molestias.

¿Compensa tu esfuerzo con lo que ganas al mes? Hasta la fecha sí. Cuando quise empezar a ser freelance y dedicar todo mi tiempo a la ilustración, hice números y calculé cuando debía ganar al mes para seguir con la vida que tenía antes. En cualquier caso, mi trabajo es vocacional, así que te lo montas para que sea lo más largo y agradable posible.

Coméntanos el mayor reto al que te has enfrentado. Una vez tuve que hacer un proyecto en el cual los clientes querían mi estilo pero modificado. Si normalmente dibujo cuellos largos, los querían cortos. Si dibujaba ojos sin iris, querían iris… así todo. Era una campaña con escenas complejas y tenía como unos 50 personajes. Si modificaba las manos significaba modificar 100. Fue como aprender a dibujar de cero. Al final encontré un estilo completamente nuevo que no hubiera encontrado yo solo.

Haz una critica constructiva sobre la ciudad de Valencia. Transporte limpio – demasiados coches – y tejido social. Valencia parece que es una ciudad que vive de espaldas a lo que no es el centro. Hay zonas como Nazaret completamente aisladas y encajonadas. El frente marítimo sigue, a pesar de todo, bastante olvidado. Me gustaría ver más infraestructuras sociales de barrio, centros de deporte, zonas verdes, espacios de creación, coworkings y lanzaderas fuera del centro. Poner la ciudad bonita para los turistas está bien, hacerlo para sus habitantes y mejorar sus realidades es incluso mejor.

Vincent Moustache Dibujando. Foto: Alejandro Benavent

Convivir. ¿Mejor acompañado (padres, amigos, pareja, …) o asolas. Acompañado siempre. En casa, con familia y amigos, sin olvidar a mi perro salchicha, Marcel. Para trabajar, fuera de casa, pero también en convivencia. El intercambio con profesionales diferentes es muy enriquecedor. También con Marcel, imprescindible.

Lugar que frecuentas cuando te apetece “desmelenarte”. En París me encanta ir de fiesta a los cabarets. Hay movimientos queer bastante interesantes que cuidan mucho la estética. Los tópicos nunca fueron tan ciertos, te hacen viajar a los años dorados de París. Respecto a Valencia, me ha sorprendido estos últimos años. París es donde vivo pero aquí es donde vengo a relajarme y busco la inspiración mediterránea. Me encanta que mis amig@s locales me descubran sitios. En cada barrio hay pequeños restaurantes con mucho ambiente, conciertos, teatro y una gastronomía buenísima.

Comparte un consejo a quienes empiezan a introducirse en el mundo laboral de tu sector creativo. Pues daría tantos que creo que no cabrían en esta entrevista. Mi máxima sería “Ten seguridad en ti mism@“. Si todas las profesiones son inciertas, la nuestra depende de algo tan aéreo como la inspiración. No cada día, o temporadas enteras, tienes la “buena idea” o encuentras el motor de tu creación y, aún así, hay gastos y facturas. Calma, sentido común y seguridad. Y sí, te va a llegar el momento, si lo crees, será inevitable. Ponte el cinturón y disfruta del viaje 😉

Tu página Web: vincentmoustache.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *