ALEX GAMBÍN / MAPA DE TRASLADO

More

24 septiembre, 2021 to 22 octubre, 2021 All working days

GALERÍA TUESDAY TO FRIDAY

c/ Dénia, 45 Bajo, 46006 València

  • By:

    Galería Tuesday to Friday

Imágenes, compañeras inevitables del desarrollo humano. Ideas que se convierten en objetos para convertirse en activos de intercambio y propaganda. Madera tallada, piedras pulidas y metales fundidos que funcionan culturalmente para establecer relaciones en la comunidad. Han alcanzado valor para realizar transacciones comerciales, organizar grandes sociedades o representar seres divinos inalcanzables; pero todo esto a cambio de quitarse la misma vida que la de sus creadores. ¿Qué poseen los objetos para compartir nuestro mundo?

Dentro de esta entropía, el artista Alex Gambín explora y elige un cruce atravesado por la heterogeneidad que refleja este debate: las transferencias de objetos artísticos, de entre la colección del Museo del Prado, a la Guerra Civil española; un plan para protegerse del fuego que parecía amenazar con arrastrarlo todo al olvido. ¿Son estos objetos patrimonio cultural o representaciones de poder? A lo largo de esta propuesta expositiva, se recopilan todo tipo de estrategias administrativas a favor de un ejercicio de prevención autodidacta. A través del dibujo, el artista traza grandes figuras empaquetadas, automóviles, camiones o personas que mecanografían sin descanso. Un dispositivo titánico de instrumentalización archivista contrarreloj que fragmenta Gambín. Un viaje a través de los fantasmas de la guerra que amenaza con la pérdida de imágenes.

Estas luchas han hecho correr ríos de tinta mucho antes de la prohibición iconoclasta del Concilio de Hieria (754), respondida por la iconodulidad del Segundo Concilio de Nicea (787), una batalla por la necesidad de representación. Se abrió la posibilidad de la época de la imagen del mundo, la persecución para comprender la mediación del imaginario; observar cómo las creencias se plasmaron en la construcción de hegemonías, piezas que contenían ideales políticos y culturales. Objetos que se protegen para salvaguardar la herencia implícita que suspira desde dentro, colecciones que convergen en un sinfín de constelaciones que estructuran nuestros registros históricos; materiales transformados en pinturas, esculturas, tapices, libros o cualquier superficie capaz de hablar por sí misma. Es en este movimiento frenético donde Gambín analiza las imágenes que interpretan los objetos. ¿Por qué estas obras despiertan tanta veneración? ¿Qué hay detrás de la magnitud de estas transferencias durante el conflicto español? Las falsas promesas de perpetuar la inmortalidad de una cultura a pesar de todo. Hemos aceptado una economía visual que dota a estas colecciones de todo el valor incalculable de proteger nuestras apariencias, de defender las formas en las que nos proyectamos como sociedades. Así se cumplen las profecías: reconciliarse con la piedra, el fuego y la madera. La exposición muestra cómo los objetos hablan de nuestras formas de compartir este mundo, susurrando que las imágenes se han vuelto más reales que nosotros.